PERROS » Sabueso Italiano

Sabueso Italiano

Sabueso Italiano

Nacionalidad: Italia.

Origen: De origen italiano, es uno de los sabuesos más antiguos que se originó entre el cruce de perros de caza. En el Renacimiento, los criadores modificaron esta raza mejorándola y después de un largo período de olvido es ahora cuando vuelve a hacer furor en su país.

Descripción: De formas secas y musculoso, el Sabueso Italiano tiene la cabeza huesuda, la trufa negra y las ventanillas nasales bien abiertas. Los ojos son anchos y luminosos, de iris ocre o negro. Las orejas largas y plegadas están insertadas bajas. El cuello es seco y sin papada. Tiene una estructura equilibrada y sin grasa, es todo músculo. La cola es llevada baja y sin amputar. Pelaje: Hay de dos tipos, el de pelo semilargo y áspero y el del pelo corto y liso. Color: Gamas de leonado con blanco en las extremidades, o negro con marcas.

Carácter: Aunque de carácter noble, este infatigable rastreador tiene un carácter muy independiente, lo que hace que si queremos tener un perro atento y dispuesto, debamos practicar una educación constante desde edad muy temprana.

Utilización: Robusto e infatigable, tiene las cualidades esenciales para ser un buen cazador que caza en todos los terrenos. Especialista en la caza del jabalí, del zorro, la liebre y del conejo salvaje, es un notable ojeador que siempre está al acecho. Caza solo o en jauría y su tamaño le facilita la caza desde el alba hasta la puesta del sol.

Cuidados: De carácter obstinado y tozudo, debe ser adiestrado desde muy pequeño para quitarle las malas costumbres. Es muy independiente y por eso su educación ha de ser constante.

Alimentación: Las necesidades alimenticias, en Kcal. diarias como ración de mantenimiento, son diferentes según el peso, la edad, el sexo y el estado de salud del animal. Para simplificar diremos que los ejemplares de 18 kg. de peso consumen unas 1.150, los de 24 kg., 1.400 y los de 28 kg., 1.550. Es un animal muy apreciado por su finísimo olfato, su valor y su excepcional resistencia a la fatiga. Para valorizar al máximo estas dotes, es necesario seguir las normas de una adecuada alimentación durante la gestación, la lactancia de las hembras y durante el destete de los cachorros. Se ha demostrado la relación de causa a efecto que existe entre la carencia de alimentación durante el desarrollo fetal y la aparición de enfermedades de origen viral y bacterial, durante los primeros meses de vida. Es preciso por lo tanto respetar las necesidades en proteínas, ácidos grados, vitaminas y sales minerales.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Feeds


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: